miércoles, 19 de mayo de 2010

Kelis: Flesh Tone



Pues yo me voy a poner en contra a muchos de vosotros. Ni me gusta tanto, ni es ni será el mejor disco de la primavera/verano, ni va a ser la calidad que yo tenía elucubrada. Acostumbrado a sus discos anteriores donde podía por méritos y labores meter por aquí unas baterías, fiel al R&B, ahora en esta puedo ser la perra más grande que ha parido ser (sin enseñar carne) sin dejar de tener un gran espíritu soul, pues este disco no me encaja.

Como muchos otros artistas, ha decidido pasarse a una música más electronica y obvia, olvidándose cada vez más de experimentos-fusión o de grandísimas colaboraciones como su genial retoño con André 3000 que fue "Millionaire" (maravilla sonora donde las haya). Evidentemente, hablo como persona cansada de dance pianero (no confundir con el pionero), hits mallorquines rompe barbacoas y llena locales pseudoglam: estamos hablando de sustituír su para mi gusto personal voz por la de Kelly Rowland y tendríamos su nuevo disco. Un disco completamente impersonal, hecho por un patrón marca de la casa David Guetta que realmente me satura. Y sinceramente, no veo a Will.I.Am ni huelo a Diplo por nigún sitio...

Pero no todo es malo, lo reconozco. El disco va más o menos bien hasta pasar "Acapella", su single de presentación: a partir de ahí el disco se me hace insufrible, repetitititititivo y más largo que un día sin pan. Como conjunto sus 5 primeras canciones me parecen de una cohesión perfecta, unos arreglos que no son del todo malos y tres canciones grandes a destacar: "Acapella" como single funciona a la perfección (me ha engañado vilmente pensando que todo el disco podría ser más perfecto), "Intro" la mejor canción del álbum y "22nd Century" que ojalá escoja como segundo corte.

"Home" y "Scream" y su abuso del piano suenan más a Guetta que sus propios discos, "Brave" es prácticamente una copia de "Celebration" de Madonna y "Emancipate" yourself emancipate yourself emancipate yourself emancipate yourself... y así hasta la extenuación. Un disco al placer de maris poligoneras y sus amigos maris "que escuchan música electrónica, como por ejemplo la de RedOne".

Con todo esto no creo que Kelis se haya equivocado al dar un salto de este tipo, sino de sus ayudantes que le han separado un poco más el precipicio entre discos. Recordad aquel "Finest Dreams" con Richard X, que tan feliz me hizo tocando esta electrónica pausada que tanto me gusta sin perder un ápice su identidad y después me decís. Yo no me esperaba esto. Eso sí, lo mejor del disco, su portada.

Kelis — Acapella from Schmidtriy Zhopkinman on Vimeo.



Aquí: http://rapidshare.com/files/388950228/Flesh_Tone.rar.html

3 comentarios:

tidusin dijo...

Sí que es verdad que si no te gusta el sonido del álbum no te va a gustar, pero mirar desde arriba a los que nos gustan las producciones chonipoligoneras metiéndonos en el saco de RedOne en plan despectivo no me parece muy simpático.

Es agradable oír un disco con este sonido y con profundidad, con una persona que sabe escribir letras, que sabe expresarse y que no es una simple voz. De verdad crees que Kelly Rowland podría haber escrito Fleshtone?

Y el tema con Will.i.am ya existe, para qué crear otro?

Héctor Toramen dijo...

oye que a mi las chonipoligoneces me encantan, pero uno ya está saturado! No sabes tu lo que me gusta a mi el about a girl de las sugababes jajaja

Y por eso digo, que Kelis me encanta muchérrimo, pero que este disco no ha sido todo lo bueno que puede ser con ella, por eso me jode que se junte con Guetta y salga Kelly Rowland.

Y oye, que para gustos colores no? jajaja

;)

María dijo...

guetta se está convirtendo en el timbaland francés, y cansa. y de saber que kellis se ha puesto en sus manos, ya me da pereza escuchar más del nuevo disco

saludos!